981595967 Llámanos

El masaje Yoga-Thai pretende alcanzar efectos de relajación, concentración y meditación a través de movimientos concretos las Asanas del Yoga. A través del estiramiento y la comprensión del cuerpo, se libera energía en cada una de las posturas y respiraciones.

En este tipo de masaje tailandés, el paciente deja que el movimiento de su cuerpo fluya asistidamente en una secuencia de poses que envuelven al cuerpo, pero que a su vez afectan directamente a su estado mental, que poco a poco va encontrando la calma.

El masaje Yoga-Thai concibe el cuerpo como un todo, siendo así una técnica holística que incluye diferentes planos de la anatomía del paciente.

A la hora de realizar el masaje, la técnica debe ser siempre acompasada y equilibrada siguiendo unos ritmos constantes. De esta manera, se procura presionar puntos concretos del cuerpo con las manos, los dedos, los codos, antebrazos e incluso con los pies y con las rodillas.

El objetivo del masaje Yoga-Thai es provocar cambios en el cuerpo del paciente, enfocados a mejorar su equilibrio, su rendimiento y su poder de curación. A través de las diferentes presiones, el paciente será consciente de cada una de las partes de su cuerpo por separado y como conjunto, así como la forma en la que éstas se relacionan.

Entre los beneficios que aporta esta técnica podemos encontrar: el alivio de ciertos dolores musculares y articulares, un aumento de la flexibilidad y, en general, un restablecimiento de los valores equilibrados de nuestros sistemas digestivo, circulatorio y nervioso, además de que el masaje Yoga-Thai conlleva una relajación completa, una desconexión placentera y una mejora en el control de nuestros pensamientos y reflexiones en estado de calma.